Catedral de Kazán

Catedral de Kazán que incluye patrimonio de arquitectura y una iglesia o catedral
Selecciona uno o más elementos para armar tu viaje:
Esta iglesia ortodoxa rusa de color salmón y blanco es una fiel réplica de una catedral anterior que fue demolida durante el régimen comunista.

La Catedral de Kazán es relativamente pequeña y nueva para los estándares de Moscú, pero su emblemática fachada de ladrillos rojos y molduras blancas con detalles neoclásicos la convierten en una de las favoritas para residentes y turistas por igual. Descubre la interesante historia de esta iglesia ortodoxa tradicional y maravíllate con el esplendor de su impresionante interior cubierto de frescos.

Aprende sobre la historia de las iglesias que se construyeron en este lugar. La Catedral de Kazán fue edificada por primera vez en el siglo XVII como tributo a la Virgen de Kazán y para celebrar una victoria militar contra los polacos. Durante el conflicto con Napoleón, la pequeña catedral ofició un servicio religioso dedicado a la Virgen para pedir que el edificio lograra salvarse de los ataques franceses. Aunque la catedral sobrevivió a este difícil período, más tarde fue destruida por los soviéticos. La Catedral de Kazán actual es una reconstrucción de la original y fue completada en 1993.

Incluso desde lejos, podrás reconocer la catedral inmediatamente por su característica forma cúbica y su colorido exterior. Tómate el tiempo para admirar la variedad de delicados domos, el más grande de los cuales ostenta un resplandeciente color dorado. Vuelve por la noche para ver la bella iluminación del edificio. Los reflectores especiales resaltan la fachada y los domos, otorgándole a la iglesia un encanto particular.

Entra a la catedral para ver los íconos de la Iglesia ortodoxa rusa. Uno de los más famosos es el ícono de Kazanskaya, considerado el ángel guardián del país. Guarda silencio y respeta a los fieles mientras oran al ícono.

La catedral está ubicada al lado de la famosa Plaza Roja. Recorre esta área histórica para contemplar otros monumentos moscovitas, como la Catedral de San Basilio con sus domos en forma de cebolla y el solemne cementerio de la Muralla del Kremlin.

La Catedral de Kazán abre todos los días. Para llegar, toma el metro hasta la estación Okhotny Ryad. Se encuentra en el extremo norte de la Plaza Roja.

Sitios más populares para visitar


Ofertas para los mejores hoteles